Teatro con perspectiva de género

La dramatización es una forma de representación que utiliza el cuerpo, la voz y el espacio y tiempo escénico para expresar y comunicar a otros ideas, sentimientos y vivencias.

Por su carácter globalizador, la dramatización utiliza de forma interrelacionada, contenidos contemplados en otras áreas o en otros ámbitos del campo artístico y que es igualmente útil para jóvenes como para mayores. En ella se conjuga el lenguaje y la comunicación no corporal, a través de movimientos, gestos del cuerpo y expresiones faciales.

Pero no hay que olvidar el carácter propio del grupo al que está destinado este taller: personas adultas, de edades heterogéneas y sin conocimientos previos ni extensos sobre el arte dramático. Por ello, el monitor trabajará desde una metodología minuciosa en la que los contenidos pedagógicos sean ofrecidos sin tecnicismos ni de forma compleja. Debemos recuperar el sentido primitivo del teatro: el juego.

Además, y dado que este taller es parte de la programación de nuestra entidad para favorecer la Igualdad, atenderemos en nuestra creación escénica desde la perspectiva de género.